Músico Terapia

Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 1
BIOMUSICA
Dr. Aittor Loroño, Médico homeópata-Musicoterapeuta.
Dtor. Centro de Investigación Musicoterapéutica de Bilbao y de la Revista “Música, Terapia y Comunicación”.
“La música es una necesidad para expresar nuestras emociones”

INTRODUCCION

La Musicoterapia es una técnica psicoterapéutica cuyo objetivo es abrir, mejorar y restablecer los canales de comunicación entre las personas en un contexto no-verbal de la relación.
El vínculo que se establece en el proceso musicoterapéutico, la música como objeto intermediario es el elemento principal, entendiendo como música a todos los elementos que los integra, ritmo, melodía, armonía, sonido, ruido, silencio, movimiento y gesto.

Definimos Biomúsica a los cambios, tanto fisiológicos como psicológicos, que se producen en las personas cuando reaccionan ante las diferentes músicas.
En la relación sonido-ser humano, podemos estudiar el proceso paralelo que existe entre nuestro desarrollo emocional como personas y nuestro archivo sonoromusical.
Basándonos en las diferentes teorías de los elementos, buscamos llegar a un equilibrio entre los diferentes centros, vital, emocional y racional en todas las estaciones de nuestra vida.
La música como lenguaje analógico conecta principalmente con nuestro cerebro
emocional. La música es uno de los vehículos a través de los que se expresa nuestro
subconsciente y moviliza el archivo de nuestra inteligencia emocional.
La biomúsica es un medio para equilibrar en el ámbito subconsciente el manejo
de nuestras emociones y realizar un proceso de desarrollo personal.
En el texto siguiente trataremos de acercar al lector la necesidad de seguir un
proceso personal, como persona y profesional, que nos ayudará a comprender y ser
eficaces en la relación terapéutica que desarrollaremos como musicoterapeutas. En los
grupos de Biomúsica, realizamos este viaje por el interior de nosotros y poder expresar
toda nuestra inteligencia emocional.
Considero la Biomúsica como una metodología de trabajo que utiliza una síntesis de
diferentes técnicas de musicoterapia, desde una visión holística de los conceptos de
salud y curación.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 2
SALUD Y ENFERMEDAD
Se define salud holística o global al equilibrio que debe tener una persona en sus
áreas física, psicológica y espiritual. Cuando una persona enferma, pierde este equilibrio
y es diagnosticada por sus síntomas. Esta es una de las tareas de la medicina. Ahora
bien, debemos diferenciar bien el síntoma de la causa de esa enfermedad. En la mayoría
de los casos, cuando aparece el síntoma, la medicina se ocupa de hacer desaparecer este
síntoma y considera curado a la persona en este momento. Desde una perspectiva más
globalista, consideramos al síntoma como a la última compensación que realiza nuestro
organismo para seguir luchando con el equilibrio. Por ello no luchamos contra este
síntoma sino que a partir de él, volvemos a restablecer el equilibrio buscando la causa
de la enfermedad. Lo importante es tratar el terreno de la persona, ya que esto nos
proporciona volver al equilibrio natural de la persona.
Si este razonamiento es válido en el campo de la salud física, es decir del cuerpo,
en nuestra parte psicológica el organismo actúa de igual forma. Cada persona vive sus
emociones y relaciones de manera que nuestros mecanismos de defensa hacen que
mantengamos un cierto equilibrio emocional. Cuando tenemos un conflicto, es también
el síntoma que aparece que no hemos podido compensar. De igual manera, debemos
abordar la causa de ese conflicto o malestar.
La utilización de la música con fines curativos es tan antigua como el hombre
mismo. Toda la historia está llena de ejemplos, citas en la Biblia, o relativos a los mitos,
o referentes a las ceremonias o ritos que se ha realizado o se hacen en todas los pueblos
primitivos. Existen numerosas publicaciones donde se citan estos ejemplos. Hay un
autor español el Dr. Candela Ardid, profesor del Instituto Rubio y del Sanatorio de la
Encarnación, que ya en el año 1920, organizó unos grupos experimentales para curar
con audiciones musicales, con violín y piano, en enfermos nerviosos y que recoge en un
excelente libro titulado “La música como medio curativo de las enfermedades
nerviosas” y en el cual aparece por primera vez el término de Musicoterapia.
Si definimos a la Musicoterapia como una especialidad psicoterapéutica, en
principio estamos considerando que estamos en un contexto terapéutico donde hay una
persona o grupo de personas que tienen la indicación de hacer un proceso
musicoterapéutico, previo diagnóstico. Por otro lado, el amplio campo donde se puede
aplicar la Musicoterapia, desde el autismo infantil, psicosis y esquizofrenia, educación
especial, demencia senil, alzheimer, depresión, trastornos de ansiedad y estados de
ánimo, trastornos neurológicos, parálisis cerebral, cáncer, enfermos terminales, etc., nos
obliga a realizar un proceso de desarrollo personal para poder asumir con la mayor
objetividad y compasión nuestra relación con las personas que sufren estas
enfermedades. Nuestra función es la de ayudarles en su proceso y debemos distinguir
bien que nosotros seremos unos “médium” para que cada persona active sus propias
fuerzas curativas.
En este último siglo hemos estado influenciados por el concepto lineal de
Galeno de causa-efecto en la enfermedad. Desde el descubrimiento de la bacteria y
virus, creemos que ya hemos descubierto todos los antidotos (antibióticos, antitérmicos,
antiinflamatorios, antidepresivos, ansiolíticos) para atajar las enfermedades. Así hemos
perdido el concepto de la globalidad y saber que una persona no se puede simplificar o
dividir solamente a un sistema, es decir padece de los bronquios, del corazón, del
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 3
hígado o sufre depresión o melancolía. Simplemente la enfermedad es su forma de
manifestarse en este mundo, en sus relaciones, y la enfermedad no es un mal a quitar,
tapar o hacer desaparecer sino que la enfermedad es una oportunidad para volver al
equilibrio, es decir volver a recobrar la salud. Debemos pensar en términos de salud y
no en términos de enfermedad como lo hace nuestra sociedad.
MODELOS DE PSICOTERAPIA
A partir de un esquema de R. Laing, Psiquiatra, podemos clasificar a la
Musicoterapia como una terapia fundamentalmente emocional, con más base fisiológica
que racional. Como vemos, los diferentes vértices representan las diferentes opciones
terapéuticas clásicas que conocemos. Desde lo más racional y subjetivo que
correspondería al psicoanálisis a los más objetivos y vitales como puede ser los análisis
encefalográficos.
MODELOS DE PSICO-TERAPIA
Modelo Subjetivo Modelo Objetivo
C. Racional
C. Emocional
C. Vital
Me parece interesante este enfoque ya que podemos obtener parte de reacciones
objetivas y fisiológicas así como poder desarrollar un proceso subjetivo que
corresponde a cada persona como un ser diferente que es.
Es sabido que la música produce diferentes respuestas fisiológicas que se han
demostrado en muchas investigaciones y experiencias y podemos resumir algunas
como:
– Aceleración o enlentecimiento del ritmo cardiaco.
– Cambios en el metabolismo, secreción de hormonas, adrenalina, etc.
– Alteración del ritmo respiratorio.
– Cambios en el tono muscular, en la temperatura basal.
– Cambio de la actividad neuronal en las zonas del cerebro implicadas en la emoción.
Una conclusión que podemos sacar de esto es que estamos influenciados a un ritmo
universal que es común para todos los seres. La música hace de objeto intermediario y
produce una isocronía, es decir tiende a una armonización y equilibrio o también puede
producir el efecto contrario.
En musicoterapia tomamos al cuerpo como primer instrumento sonoro y rítmico.
PSICOANALISIS TERAPIAS CONDUCTISTAS,
COGNITIVAS
MUSICOTERAPIA
GESTALT Biomedicina
Psicoterapia Humanista Analítica
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 4
Todo sonido y ritmo genera movimiento y viceversa. Por ello el trabajo corporal nos
va a ayudar a conectar con los instintos más básicos y primarios que tiene una persona.
En un segundo nivel tomamos a la melodía y en particular el sonido de la voz como
el generador de nuestros movimientos emocionales.
La música es uno de los vehículos que posibilita que el subconsciente se exprese, es
una forma de movilizar los recuerdos estancados en nuestra amígdala o cerebro
emocional. Este cerebro está relacionado íntimamente a los contenidos simbólicos como
denominó S. Freud “proceso primario”, en tipo de pensamiento propio de la metáfora,
cuento, mito, arte, y que es de gran utilidad en el tratamiento de personas
discapacitadas.
Cuando hablamos de inteligencia emocional, es aprender a discernir y responder
adecuadamente a los estados de ánimo, temperamento, motivaciones y deseos de cada
persona y de las demás.
Durante los cuatro primeros años de nuestra vida es cuando aprendemos las
lecciones emocionales y que van a tener una importancia sustancial en toda nuestra
vida, pues van a determinar en gran medida nuestro futuro. Tenemos que saber que
nuestras habilidades emocionales serán más importantes que nuestro C.I. -Coeficiente
Intelectual- o que nuestras pautas económicas. Una persona podrá sobreponerse a las
dificultades con mayor éxito si maneja bien sus habilidades emocionales.
En la primera fase, 0-4 años, la familia será el núcleo de aprendizaje del niño en
cuanto a su habilidad de relacionarse y forjar su autoestima, y de los 6-12 años, será la
escuela la que tiene esta responsabilidad.
La Musicoterapia aporta en todo este proceso como una ayuda de reaprendizaje
emocional sistemático y constituye un ejemplo de la forma en que la experiencia puede
cambiar las pautas emocionales y remodelar nuestro cerebro.
Trabajar en un contexto no-verbal, donde el cuerpo, la voz, el gesto, los ritmos, las
melodías son el elemento de comunicación principal constituye un lenguaje analógico
que conecta estrechamente con nuestros núcleos más regresivos y subconscientes. Este
proceso posibilita que busquemos nuevas pautas de comunicación, más creativas y más
auténticas, sin defensas que de alguna manera luego serán asumidas en el
comportamiento cotidiano.
DEFINICIONES DE MUSICOTERAPIA
Una de las definiciones de la Musicoterapia es la siguiente: La Musicoterapia es
una técnica psicoterapéutica cuyo objetivo es abrir, mejorar y restablecer los canales de
comunicación entre las personas en un contexto no-verbal.
La relación que se establece en el proceso musicoterapéutico, la música como
objeto intermediario es el elemento principal, entendiendo como música a todos los
elementos que los integra, ritmo, melodía, armonía, sonido, ruido, silencio, movimiento
y gesto.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 5
Como vemos se establece una relación terapéutica entre el terapeuta y las
personas, así como una relación sonido-ser humano que va a ser el núcleo del proceso.
Sabemos que la comunicación entre las personas se da en una relación del 7%
digital *(palabras, contenido del discurso) y un 93% analógica ( calidad de la voz,
intensidad, tono, cadencia, volumen, velocidad, ritmo, respiración, movimiento ojos,
coloración de la piel, postura, movimientos ).
La musicoterapia se establece en este campo analógico de comunicación, donde
la música y todos sus elementos son los que hacen que la persona conecte con su yo
subconsciente y encuentre nuevas posibilidades de comunicación.
Tenemos que tener en cuenta dos elementos importantes en Musicoterapia. En
primer lugar la relación vincular que se establece, una relación terapéutica entre el
musicoterapeuta y la persona que realiza la terapia. Y la segunda es el lenguaje musical
que se establece, es decir que a partir de los sonidos o músicas que aporta cada persona,
establecemos una comunicación siempre con un interés musical y de creatividad. No se
trata de establecer un diálogo pregunta-respuesta sino que se trata de producir cambios
en el comportamiento, en la forma de expresión, forma de establecer la comunicación,
de sentir la vida.
A partir de estas bases podemos ya intuir que el valor de la musicoterapia está en
la facilidad que tiene la música para conectar uno con las emociones, ya que toda
música nos afecta de algún modo.
Desde antes del nacimiento, donde cada ser humano va formando su identidad
sonora, en cada manifestación de la vida, (fiestas, celebraciones, despedidas, reuniones
sociales, etc.) estamos inmersos en un mundo sonoro que nos va estableciendo nuestras
relaciones sociales.
Así como desarrollamos una personalidad, una forma de conducta, familiar,
escolar, social, etc. tenemos desarrollados unos sentimientos, afectos, emociones que
son en definitiva los que van a dirigir de alguna manera nuestra forma de entender la
vida.
Para entender un poco mejor la importancia de la música en nuestras vidas, voy
a explicar un poco el funcionamiento de nuestros tres cerebros.
En el siguiente cuadro vemos un poco los tres niveles de cerebro que poseemos
las personas y su relación con la música.
* Según M. Argyle y otros, British Journal of Social and Clinical Psychology, vol. 9,1970. pp.222-231.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 6
Ritmo
Vientre
Subconsciente
Vida fisiológica
Centro Emocional
Centro Racional
Cerebro Cortical
Hemisferios cerebrales
Armonía
Cabeza
Consciente
Pensamiento
creativo
Presente+Pasado
+Futuro
Ansiedad
Angustia
Stress
Cerebro Límbico
Cuerpo calloso
Melodía
Pecho
Preconsciente
Apredizaje
Presente+Pasado
Emociones
Miedo
Rabia
Alegría
Tristeza
Centro Vital
Cerebro Básico
C. Reptiliano
Tronco cerebrals.
reticular
Presente
Conductas
psicopáticas
El cerebro básico, formado en el tronco cerebral y sustancia reticular, es el que
regula todas nuestras funciones vegetativas, nuestra fisiología. Este cerebro no posee
emoción y vive en el presente. El ritmo corresponde a este nivel. Musicalmente, el ritmo
es el que regula nuestro tiempo.
El cerebro Emocional, formado por el cuerpo calloso y centro límbico, regula
nuestras emociones y vive el presente y el pasado. Se acuerda de nuestras experiencias.
En este nivel encontramos la melodía. Es el tono musical el que nos hace que nos
emocionemos al escuchar las diferentes melodías.
El cerebro cortical, formado por los dos hemisferios, derecho e izquierdo, regula
todo nuestro razonamiento, nuestro consciente. Este actúa en los tres espacios de
tiempo, pasado, presente y futuro. Es capaz de anticipar las cosas. Musicalmente
corresponde a la armonía musical, a la creación y composición musical.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 7
De esta forma sencilla podemos apreciar como la música nos llega tan
íntimamente a nuestro ser, ya que todos sus elementos interactúan de una forma u otra
con nuestras diferentes inteligencias.
Si llevamos este razonamiento a analizar diferentes patologías podemos calibrar
de una forma muy sencilla la parte más importante de la inteligencia de la persona con
la que se comunica. Por ejemplo, las conductas psicopáticas y también infantiles, nos
hablan de una persona muy básica, que no siente emociones. Igualmente una persona
con miedo, ansiedad, estrés, nos habla desde su inteligencia cortical, que es la que
anticipa sus miedos.
BIOMUSICA
Nuestra historia personal está íntimamente impregnada de nuestra historia
sonora, como dice el DR. Benenzon, nuestra Identidad Sonora nos pertenece a cada uno
de nosotros y es diferente y dinámica en cada persona.
El desarrollo de este proceso personal unido a nuestra historia musical, como
proceso de crecimiento personal, como un primer acercamiento a una psicoterapia, la
denomino: Biomúsica
Este término ya usado en 1962 por E. Becker, como “los efectos fisiológicos que
produce la música en las personas”, debe considerarse desde la visión holística o global
de la salud.
Vamos a dar una nueva significación a este término, que por su etimología se
define como:
“Bio” = vida,
“Música” = arte sonoro de comunicación social, es un lenguaje no verbal,
Y ampliamos este término a la relación de las personas en toda su globalidad
personal y social.
Teniendo en cuenta que la persona tiene tres entradas fundamentales de la
información (visual, auditiva y cinestésica) y desarrolla estas vías como medio de
relacionarse con los demás, la Biomúsica estudiaría de alguna manera como cada
persona maneja lo sonoro en su vida, en su comunicación.
Con la Biomúsica no se pretende restaurar ninguna alteración física o psíquica,
sino que es un método de sensibilización y concienciación a través de lo sonoro para
ayudar en el proceso de evolución personal. Tampoco intenta sustituir a ninguna terapia
verbal o no verbal.
Quisiera que el lector hiciera un esfuerzo de asociación y relacionar los
siguientes términos:
Ritmo -> Movimiento -> Música -> Emoción -> Cambio.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 8
Movimiento
Ritmo
Música
Cambio de
Estado emocional
Emoción
Existe una relación entre el ritmo, el movimiento y la música. Investigaciones
neurobiológicas han demostrado que el ritmo produce un aumento de la actividad
electroencefalográfica en el área de la corteza motora de una persona. (José M. R.
Delgado).
La psiconeuroinmunología ha demostrado como se trasforman las emociones en
sustancias químicas (moléculas de información) que influyen en el sistema inmunitario
y otros mecanismos de curación del cuerpo. Algunos de estros trabajos se deben a la
Dra. Candace Pert, ex-directora de bioquímica cerebral en el instituto Nacional de Salud
Mental de EE.UU. quien descubrió los neuropéptidos, receptores de mensajes químicos
que intervienen en la comunicación de las emociones.
El trabajo realizado por el equipo del Dr. O. Carl Simonton, ha demostrado que
tanto el cuerpo como la mente y el espíritu intervienen en la salud. Él afirma que las
emociones influyen significativamente en la salud y en la curación de la enfermedad.
Las emociones son una fuerza que ejercen una gran influencia en el sistema inmunitario
y otros sistemas de curación del cuerpo.
Un aspecto importante es reconocer que las creencias influyen en nuestras
emociones, y por medio de ellas en nuestra salud. Estas creencias se basan en la
interpretación que hacemos de los hechos y no en los hechos mismos.
El trabajo de Biomúsica está basado en la ritmología para asociar los diferentes
estados físicos, emocionales y racionales con los elementos de la naturaleza y que tienen
una correspondencia con nuestro comportamiento, tanto individual como social.
En cualquier encuentro interpersonal se producen cinco áreas simultáneamente:
el físico, el emocional, el afectivo, el racional y el social.
Confucio hablaba de seis emociones: tristeza, satisfacción, júbilo, odio, piedad y
amor.
El pensamiento chino engloba a la naturaleza y el psiquismo en 5 elementos, que
están en permanente relación, lo que aquí podemos llamar Biorritmos. Encontraron una
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 9
estrecha relación entre las diferentes expresiones musicales y su forma de actuar sobre
el comportamiento humano.
VERANO
OTOÑO
Curso Biomúsica 2005 – Dr. Attor Loroño
PRIMAVERA
INVIERNO
5 emociones básicas Sonidos Expresión
Rabia,cólera Mi – i Grito
Alegría Sol – e Canto
Contento, Compasión Do – a Armonía, Paz
Tristeza Re – o Llanto
Miedo La –u Temblor
5º elemento – centro
En el siguiente esquema vamos a ver de forma sencilla como existe una relación
entre el desarrollo de los diferentes biorritmos, como es el ritmo diario, mensual, anual,
y hemos desarrollado nuestra propia vida y evolución social en función de este ritmo.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 10
VERANO
OTOÑO
Curso Biomúsica 2005 – Dr. Attor Loroño
PRIMAVERA
INVIERNO
Ritmo estacional:
Ritmo diario:
Elementos y colores:
Ciclo de la vida:
Sentidos y Órganos:
Sonidos: Vocal i – Shhh – Mi
Expresión: Grito-Explosión-
Expansión
Emoc. negativas:
Emoc. Positivas
5º elemento – centro
El proceso de Biomúsica consiste en ponerse en situación en las diferentes
estaciones, lo que supone pasar por la experiencia desde el nacimiento hasta la muerte.
Este proceso lo hacemos basándonos en la utilización del ritmo, la voz, el cuerpo, la
música, el movimiento, y hacer una inmersión en el tema tratado. Tomar consciencia de
nuestras emociones cuando estamos ante un estado depresivo, agresivo, alegre, ansioso,
de miedo u obsesivos. Darnos cuenta desde que centro energético hacemos frente a
todas estas emociones, si somos más racionales, emocionales o vitales.
Estas experiencias nos ayudarán luego cuando estemos frente a nuestros
pacientes, pues en primer lugar podremos clasificar la situación del momento, así como
saber la consigna que debemos emplear. Veremos algún ejemplo más tarde.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 11
En la ritmología diaria, la mañana correspondería a primavera, en su ritmo anual
y a la niñez y juventud en el desarrollo de la vida. El mediodía corresponde al verano y
a la edad adulta. El otoño se relaciona con el atardecer y la tercera edad y el Invierno a
la noche y a la muerte.
Toda muerte se transforma en un nuevo nacimiento, es decir después de la noche
nace el día, y así sucesivamente, la naturaleza gira en este sentido y por ello llamaremos
a esto el ritmo sano o de curación.
Si aplicamos este sistema a las emociones, veremos que el invierno representa al
miedo y la ansiedad y se manifiesta por un temblor o bloqueo. La primavera representa
a la cólera y la rabia y se manifiesta por el grito, la energía explosiva. En verano nos
sentimos con alegría y lo manifestamos por el canto y la risa. En otoño nos replegamos
hacia nuestro interior y son los sentimientos de tristeza los predominantes que se
manifiestan por medio del llanto y el lloro.
Lo que lo Griegos definieron los cuatro elementos, Aire-Agua-Tierra-Fuego, los
Chinos ampliaron a un quinto elemento o estación que corresponde al estío, entre el
verano y otoño y corresponde a la recolecta de la cosecha, emocionalmente llamado
estado de “Contento”, “Harvest time” o Dojo, según diferentes culturas.
Si simplificamos a una bipolaridad de base, encontraremos emociones
movilizadoras y que se dirigen hacia fuera, en sentido centrífugo y corresponden al
movimiento espiratorio. Y en sentido contrario, emociones que se dirigen hacia el
interior, centrífugas y que corresponden al movimiento inspiratorio.
Fisiológicamente podemos regular nuestras emociones controlando nuestra
respiración y en concreto nuestro músculo diafragma, quien es el músculo más
importante en el momento de vivir las emociones.
Cuando encontramos una patología o una actitud conflictiva, podremos valorar
de inmediato a que estadio corresponde dicha actitud y trabajar en el sentido saludable o
de curación. Debemos entender que una patología es un estado de bloqueo, de
enquistamiento en una determinada estación, emoción, manifestación fisiológica, en
definitiva un estado de enfermedad que no es capaz por sí mismo de salir de dicha
situación.
Por ejemplo un niño hiperactivo lo debemos situar en Primavera y facilitar que
pueda sacar su cólera y su grito para que su proceso vaya hacia el verano, es decir hacia
la manifestación del canto, la expresión, la risa y posteriormente sea capaz de trasformar
esa energía hacia una situación más interiorizada.
Una situación ilógica sería dar consignas de represión, de inmovilidad, es decir
intentar que se quede quieto, cosa que en la mayoría de los casos además no se
consigue. Este tipo de intervención va en sentido contrario de la sanación y por ello
tenemos todas las probabilidades de no tener éxito.
Otro ejemplo sería dar consignas de verano a una persona depresiva. Esta
persona que esta interiorizada, en su melancolía, no nos va a aceptar que le cantemos
canciones alegres, o decirle no te preocupes y baila.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 12
Podemos aquí relacionar esta forma de intervención con la teoría del ISO,
(IGUAL, tempo mental -> tempo musical) del Dr. Benenzon que se desarrolla en
Musicoterapia.
Como vemos en el esquema, podemos relacionar otros muchos elementos a esta
rueda emocional y sacar tantas aplicaciones como veamos. Todos los trabajos estarán
dirigidos en devolver una naturalidad la capacidad de vivir en cada uno de los estados.
Este proceso lo practicamos como personas que vamos a dirigir luego procesos
en otras personas, y sentir como nos identificamos en cada uno de ellos. Igualmente
desarrollaremos nuestros recursos para resolver cada uno de ellos.
El terapeuta debe instalarse en el quinto elemento o contento para poder
identificar así cada elemento o actitud patológica y no mezclarse con una situación
personal.
Tenemos que entender bien que lo que estamos expresando aquí es un sistema,
una metodología de observación y análisis que la pondremos a disposición del proceso
que vamos a llevar a cabo.
METODOLOGÍA DE LOS GRUPOS DE BIOMÚSICA
El objetivo de la Biomúsica sería el de crear un equilibrio de los tres centros
vitales de la persona:
C. Vital -> – Ritmo
C. Emocional -> – Melodía
C. Racional -> – Armonía
Crear una armonización energética sonora.
La metodología consiste en realizar un proceso de:
1) Toma de consciencia de las aptitudes personales en cuanto al mundo sonoro y el
propio yo.
2) Vivencia en los diferentes aspectos de la música y su expresión.
3) Expresión y comunicación a través del sonido y superar los propios límites.
4) Seguir un sistema de protocolo para cada sesión que consiste en:
1ª fase: Trabajo de calentamiento
2ª fase: Comunicación
3ª fase: Integración.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 13
Sesión de
Biomúsica:
ejercicio de
expresión plástica
correspondiente a la
estación de verano.
Contenido: Desde el nacimiento, hacemos un recorrido con las figuras de la madre, el
padre, lo social, lo espiritual y la muerte. En cada sesión ponemos los elementos
necesarios para que podamos entrar en un estado subconsciente y desde lo no verbal,
dejando a los cerebros vitales y emocionales que dirigan el proceso. Una vez terminada
la parte experiencial, recogemos verbalmente lo experimentado y racionalizamos
nuestro proceso. El trabajo se realiza en sesiones de 1-2 horas de duración, haciendo un
recorrido desde los desbloqueos físicos y emocionales, trabajo corporal, trabajo vocal,
trabajo relacional, por parejas, en grupo, y trabajo individual. Se necesitan al menos 80
horas para poder realizar el ciclo completo.
CONCLUSIONES
Aunque la Musicoterapia en España y en el mundo, es todavía una especialidad
joven y minoritaria, en un futuro se va a convertir en una de las disciplinas más
apreciadas y extendidas en el terreno de la salud.
La musicoterapia va a aportar un equilibrio al ser humano, desviado en este
último siglo hacia la inteligencia del conocimiento lógico y material.
La música tiene la capacidad de unir, de sintonizar, empatizar a las personas y a
los pueblos. Es un primer vínculo de relación y un medio rápido para salir del
aislamiento tanto individual como social.
Como hemos dicho anteriormente, los elementos de la música, ritmo, melodía y
armonía, pueden provocar una sincronía con cualquier persona y en cualquier
civilización.
Es por todo ello que los nuevos sistemas sanitarios van a ir incluyendo a la
musicoterapia como una terapia complementaria a los actos médicos, muy
tecnologizados y deshumanizados.
La música nos va a acompañar a salir de la soledad, a afrontar la muerte,
nuestros miedos, de forma vivencial y emocional que es en definitiva el que va a definir
nuestro presente.
Con la Biomúsica pretendo simplemente acercar en primer lugar a los futuros
profesionales musicoterapeutas a que tengan una concepción más global de la salud y la
terapia. No reducir como lo hace la medicina moderna, a dar recetas musicales a
síntomas y comportamientos, a romper con las consignas estímulo-respuesta.
Biomúsica – Dr. Aittor Loroño 14
Como lo afirma el Dr. Deepak Chopra como una célula nerviosa genera un
pensamiento, un también es capaz de generar células. En la curación cuántica existe un
espacio-tiempo que lo denomina vacío que está entre la inteligencia activa y la
inteligencia silenciosa. Él utiliza las técnicas de meditación, de la felicidad y del sonido
primordial para alcanzar la curación cuántica.
S
inceramente creo que con la Biomúsica nos ponemos también el camino de
lograr este cambio en busca del equilibrio de nuestros centros y poder de este modo
ayudar a las personas a que puedan también hacer su propio cambio.
La curación sigue el camino de dentro hacia fuera como lo afirman los
homeópatas, por lo que exige este cambio en nuestras creencias en primer lugar.
La experiencia de la Biomúsica es este cambio en el espacio y tiempo, es la
expresión de nuestras emociones por medio de la música, es la comunicación con el
sonido y el silencio.
BIBLIOGRAFIA UTILIZADA
1. SANAR ES UN VIAJE, El poder de la mente y del espíritu en la superación de
enfermedades graves, Dr. O. Carl Simonton & Reid Henson & Brenda Hampton, Ed.
Urano, 1993.
2. LE PSYCHISME ET LA MUSICOTHERAPIE DES CHINOIS, J.F. B. & A. Robert,
Ed. Guy Trédaniel,
3. INTELIGENCIA EMOCIONAL, Daniel Coleman, Edit. Kairós
4. LA MÚSICA COMO MEDIO CURATIVO DE LAS ENFERMEDADES
NERVIOSAS, Dr. Candela Ardid, Edit. MI-CIM
5. Revista MUSICA, TERAPIA Y COMUNICACION, Nº 15, año 1994, Edit. MI-CIM
6. ELEMENTS DE MUSICOTHERAPIE, G. Ducourneau, Edit. DUNOD
7. TEORIA DE LA MUSICOTERAPIA, R.O. Benenzon, Edit. Mandala
8. CURACION CUANTICA , Deepak Chopra, Edit. Plaza & Janes
9. LA ENFERMEDAD COMO CAMINO, Thorwald Dethlefsen & Rüdiger Dahlke,
Edit. Plaza & Janes
10. PODER SIN LIMITES, La nueva ciencia del desarrollo personal, A. Robbins, Edit.
Grijalbo
11. TRANCEFORMATE, Curso de Hipnosis con PNL, J. Grinder & R. Bandler, Edit.
Gaia
12. CHAMANISMO, El arte natural de curar, Jose Mª Poveda, Ed. Temas de hoy 1997
13. MEDICINA CHINA, MEDICINA TOTAL, Jacques André Lavier, Ed. Acervo
14. EL PODER DE LA ENERGIA VITAL, John Diamond, Ed. Robin Book
15. MAPAS PARA EL EXTASIS, Enseñanzas de una chamán urbana, Gabrielle Roth
& John Loudon, Ed. Urano
16. SONIDOS QUE CURAN, Dr. Mitchell L. Gaynor, Ed. Urano
17. CUERPOS SIN EDAD-MENTES SIN TIEMPO, Dr. Deepak Chopra, Ed. Vergara
18. LOS RITMOS BIOLÓGICOS, como beneficiares de ellos, Dr. Alain Reinberg, Ed. Paidotribo